Cuando camping rima con serenidad

Ir de camping es mucho más que un modo de vacaciones; es en gran medida una filosofía de vida. Para que una estancia se convierta en un paréntesis de felicidad y serenidad, el único secreto es saber organizarse bien. ¿Cómo? Pues así:

Eligiendo un camping que sea...

¿Que sea qué? ¡Adecuado, cómo si no! Para que las vacaciones sean un éxito es necesario sopesar bien en qué lugar queremos alojarnos. El tamaño del camping (pequeño, mediano, familiar o acogedor) y su situación geográfica (mar, lago, montaña, etc.) son los dos primeros criterios que hay que tener en cuenta. El tipo de camping (Yelloh! Village Club o Yelloh! Village Authentic) y el equipamiento con el que cuenta también son factores importantes, sobre todo si viajamos con niños. Si el camping tiene un parque acuático, un trampolín o una zona de juegos, las vacaciones de los peques tendrán otro color... Y de paso le aseguran a usted el descanso.

Teniendo buenos reflejos

Una vez allí, para que la estancia vaya como la seda hay que dar en el clavo con las decisiones. Primero de todo: la parcela. ¿Ansía un poco de calma? Los barrios Resort Premium son la respuesta a sus anhelos. Están ubicados en zonas peatonales bien resguardadas, lo que garantiza una tranquilidad absoluta...

¿Que prefiere estar donde se cuece todo y su intención es hacer unos largos cada mañana? Busque un lugar más cerca de la piscina. Si quiere evitar las multitudes en la piscina, le recomendamos ir a las horas menos concurridas. A mediodía, muchos bañistas vuelven a sus parcelas para comer, con lo que le dejan la piscina para que nade a sus anchas. ¿Duerme en una tienda con sus hijos? Entonces no debería situarse muy lejos de los servicios. Para ducharse, lo mejor es ir a horas poco concurridas (la hora punta suele estar entre las 18:00 y las 20:00).

Equipándose bien

Si uno va bien equipado, ya tiene mucho ganado para que la estancia resulte perfecta. Nevera, bolsas de basura, bolsas de congelación herméticas, estropajos y líquido lavavajillas son algunos elementos indispensables, independientemente de si nos quedamos en una tienda o en un alojamiento.

Tampoco olvide llevar una sombrilla y una chaqueta (a veces refresca por la noche). Y, cómo no, velas con aroma de citronela y clavo. (¿Quiere saber por qué? Lea el artículo hasta el final y lo descubrirá...).
¿Tiene pensado venirse con las bicicletas y los juegos? Si viaja con toda la tropa no pueden faltar la petanca, los bolos finlandeses, las pistolas de agua, las barajas y una buena lectura.
Si le molestan los ruidos, meta en la maleta unos tapones para los oídos. En la naturaleza, a veces los búhos ululan por las noches. A las aves les gusta madrugar... Sin embargo, los humanos deben guardar silencio desde las 22:00 hasta las 8:00.

Buenas ideas

  • Para ahuyentar a las avispas, coloque unos clavos aplastados en un recipiente y póngalo sobre una mesa.
  • Para alejar a las hormigas de la mesa: meta cada pata de la mesa en un pequeño recipiente lleno de agua. Eso sí, después de cada comida hay que vaciar el recipiente para que no se convierta en el nidito de las larvas de los mosquitos.
  • Para ahuyentar a los mosquitos por la noche, póngase ropa de manga larga y pantalón largo y prenda unas velas con aroma de citronela. No olvide que les encanta el olor a perfume y sudor... Aunque por otro lado, parece ser que el perfume de la menta silvestre les repele. Frótese brazos y piernas con unas hojas de menta y no tendrá nada de qué preocuparse.
  • En cualquier caso, no olvide llevar consigo un botiquín adaptado: apósitos, desinfectante, colirio, bomba extractora de veneno, paracetamol y crema solar.

Descubra los campings Yelloh! Village:

Ver los 91 campings
×