Llegó mi momento, ¡que no me moleste nadie!

Pasar el año cuidando de los niños, bien, pero ahora, ¡llegó el momento de pensar en uno mismo!
Acampar es, ante todo, el momento de conectar de nuevo con la naturaleza. Y también la ocasión de cargar las pilas y tomarse tiempo para apreciar las cosas buenas de la vida. Deje que le expliquemos cómo…

Inspiro hondo y expiro lentamente.

Una buena respiración es el primer paso en la búsqueda de la serenidad. Ponga la mente en blanco, relájese y ¡deje que comiencen las vacaciones!

Dedico tiempo a no hacer nada.

Cuando uno se pasa todo el año cuidando de la familia y haciendo malabares entre el trabajo y la casa, es fundamental aprovechar el verano para dedicarse un poquito de tiempo. Recuéstese sobre una tumbona, escuche el canto de los pájaros, observe cómo la gente se agita a su alrededor pero, salvo meteorito o invasión extraterrestre, ¡no mueva un dedo!

Dedico tiempo a hacer lo que de verdad me gusta.

Iniciación en el yoga, descenso en parapente, bautismo de buceo… ¿Lleva todo el año soñando con ello pero nunca encuentra la ocasión de hacerlo? Llegó el ansiado momento de satisfacer sus deseos. Además, está usted de suerte, pues los campings Yelloh! Village que le indicamos a continuación ofrecen estas actividades.

Voy a echarme la siesta.

Después de comer, el sol está en su punto más alto y el calor aprieta. Anoche se acostó tarde, con lo que se impone una cabezadita. Basta una pequeña siesta de 20 minutos para cargar las pilas, pero nada impide que prolongue su viaje en brazos de Morfeo… 

Voy a leer.

Leer calma el espíritu al tiempo que lo alimenta. Entréguese al placer de la lectura limonada en mano y con varios cojines debajo del cuello. ¿Qué leer? Aquella novela de la que tanto le han hablado, el comic que le regalaron por Navidad y que nunca ha tenido tiempo de leer, su revista favorita… o un libro que tome prestado de la biblioteca del camping. Ha oído usted bien, en Yelloh! Village, ¡nos encanta ofrecerle bonitas historias!

Voy a dejarme mimar.

¿Y si aprovecha también sus vacaciones para poner punto y final a ese dolor de espalda y esa sensación de cansancio que lleva tiempo arrastrando? Un masaje, un moldeado o una sesión de hammam le sabrán a gloria bendita. Apueste por los camping Yelloh! Village con espacio o centro de bienestar y ¡déjese mimar!

Descubra los campings Yelloh! Village:

Ver los 81 campings
×