El placer de la pesca

¿Se apunta? ¡Vamos a pescar! Imagine un bonito riachuelo, un tranquilo lago o un estanque alejado del mundanal ruido. Siéntese, coloque el anzuelo, lance la línea y dé rienda suelta a la meditación…

Pesca a la carta

¿Cómo le gustan las sesiones de pesca?

¿Rodeado de silencio y de naturaleza? Instálese con su caña cerca de un lago o un estanque de aguas tranquilas.

¿Con giros y movimiento por doquier? Entonces la pesca en aguas vivas, en un río o en una embarcación, está hecha para usted. Su terreno de juego: torrentes, ríos, mares u océanos.

¿Plagada de apasionantes retos y desafíos? Apueste por la pesca deportiva más técnica, por ejemplo la pesca a mosca o la pesca al lanzado.

Pescadores en ciernes

Cuando oye la palabra “pesca”, ¿se imagina de pronto sentado al borde del agua, contemplando la naturaleza mientras espera a que Don Pez tenga a bien picar en el anzuelo?

Entonces comience por la pesca en su modalidad más tradicional. Los especialistas la llaman “pesca al coup”, también conocida como pesca a la inglesa o a la boloñesa, y se trata de una actividad muy divertida, perfecta para novatos y niños. ¿Por qué? Porque con esta modalidad es casi seguro que logrará que pique un pez, lo cual siempre motiva, algo importante al principio.

Caña en mano, los más pequeños trabajarán la paciencia y el silencio en la mejor de las escuelas al aire libre. Pronto sabrán reconocer gobios, bremas y alburnos. ¿Se mueve la veleta antes de desaparecer? ¡Eso implica que tiene usted visita!

Pequeños aparejos para comenzar

Para practicar la pesca al coup, el primer paso es conseguir una silla cómoda, ¡pasará mucho tiempo sentado en ella! Hágase con una caña, sedal, veletas, pequeños plomos, un anzuelo y cebos vivos. Un cubo y una red le vendrán bien.

Antes de lanzar la caña, prepare algo para atraer a los peces: elabore pequeñas bolas a base de pan, harina, pan rallado, agua y gusanas (ñammmm) si pesca en agua dulce. Reemplace las gusanas por migas de sardina si está usted al borde del mar. Lance las bolitas bajo su veleta con regularidad.

Y no olvide que para capturar un gran pez hace falta un gran anzuelo. Lógico. Y para capturar a los peces más gordos, necesitará un carrete.

Consejos de profesionales

  • No olvide que la pesca debe practicarse como actividad de ocio, no para hacer sufrir a los peces ni para consumirlos. Es lo que llamamos pesca sin muerte o “no kill”. Una vez sacada la foto, devuelva el pez al agua con delicadeza.
  • Para la pesca de agua dulce, no olvide hacerse con una licencia de pesca.
  • Para los niños, elija una caña ligera y fácil de manejar.
  • Consulte siempre la previsión del tiempo antes de salir. Las tormentas y la pesca no son una buena combinación…
  • Infórmese sobre las fechas de apertura y cierre de la temporada de pesca y el reglamento vigente.
  • No pierda ojo de la veleta. Una vez se empiece a mover, dé un golpe seco de muñeca sin levantar la caña.
  • ¿Ha picado un pez en el anzuelo? Deje que se canse un poco y después métalo con delicadeza en la red.
  • Para soltarlo sin dañarlo, deberá comprar un saca anzuelos.
  • Mójese las manos antes de tocar los peces para no ponerlos en peligro.
  • No coloque nunca a los peces sobre el suelo o en un cubo vacío. Introdúzcalos con cuidado en una cesta a la sombra.

 

Y, sobre todo, recuerde que un buen pescador es alguien que sabe escuchar a la naturaleza, observarla y adaptarse al entorno. ¡He ahí el secreto de las mejores capturas!

Descubra los campings Yelloh! Village donde practicar la pesca:

Ver los 70 campings
×