Campings Quimperlé

Borrar los criterios
Ciudad histórica del sur de Bretaña, Quimperlé es un imprescindible y una magnífica puerta de entrada al Finisterre. ¡Explore esa ciudad con carácter durante sus vacaciones en camping en Yelloh! Village.

Resultados de su búsqueda: 1 Campings

Campings Morbihan

¿Conoce Quimperlé?

En la confluencia de los ríos Isole y Ellé, se encuentra el río Laita y, sobre todo, los arcos de Quimperlé. Callejuelas medievales, puento florido, capilla de las Ursulinas... Conozca los mil y un atractivos de la histórica ciudad bretona.

Quimperlé, a la que también llaman el "Mont-Saint-Michel de la tierra", es una ciudad alta, que vive al ritmo de las mareas y las luces cambiantes. Está rodeada de varios edificios religiosos excepcionales, como la antigua iglesia de Notre-Dame-de-l'Assomption (o Saint-Michel), entronizada en la parte alta de la ciudad, y la abadía de Sainte-Croix, una joya del arte románico de planta inesperadamente redondeada. También merece la pena visitar la capilla de las Ursulinas y el convento, que ofrecen variadas exposiciones temporales y sirven de albergue a los peregrinos del Camino de Santiago.

 

Al pasear por las calles, es posible que se tope con la magnífica Maison des Archers (Casa de los Arqueros), con su fachada saliente, de entramado de madera. Se puede visitar con ocasión de las exposiciones y admirar las chimeneas de granito y las hermosas vigas en el interior. No deje de visitar la Maison-Musée du Pouldu (Casa Museo de Le Pouldu), por donde pasaron Paul Gauguin y sus amigos pintores en 1889 para decorarla, o el Manoir de Kernault, construido en el siglo XV y rodeado por terrenos de 30 hectáreas gestionados con métodos de eco-pastoreo.

 

Tanto deportistas como amantes de la naturaleza estarán en su elemento en Quimperlé. Aunque la ciudad no se encuentra en la misma orilla del mar, se sitúa en tierra de rías (o “aber” en bretón), unas bahías estrechas y poco profundas en la convergencia de los ríos y el océano.
Así que se pueden practicar numerosos deportes acuáticos. Paddle surf, piragua, kayak, megacraft son solo algunas de las formas de explorar el río Laita. Para llenarse los pulmones de aire yodado, las playas y puertos que dan al océano se encuentran a menos de 20 minutos en coche. Descubra, por ejemplo, la playa de Le Kérou, con sus calas acogedoras y sus aguas transparentes. O dese una vuelta por los pequeños puertos típicos de la zona: Doëlan, Brigneau, Merrien y otros que se dedican a la ostricultura o a la pesca.

 

En los alrededores de Quimperlé se extienden más de 1.300 km de circuitos, ideales para practicar senderismo y excursionismo, entre los que se encuentra el famoso sendero de los aduaneros (GR34) que pasa por allí. Tierra adentro, en plena naturaleza, existe un magnífico caos granítico formado por el río Ellé, las Rocas del Diablo, un lugar magnífico para pasear. Si se aloja en nuestros campings del Morbihan, ¡no deje de visitar Quimperlé!

 

¿Lo sabía?

  • Hoy en día, el río Laita sigue albergando peces nobles como el salmón.
  • La ciudad ha sido galardonada con las distinciones de "Ciudad Histórica de Bretaña" y "País de Arte e Historia".
  • Por ejemplo, la actual oficina de turismo era la casa abacial de los monjes.
  • Además, a orillas del río Laita, se encuentran los restos de una antigua abadía cisterciense que cuenta más de 600 años de historia de monjes: el recinto abacial de Saint-Maurice.

 

¿Cuál es el plan?

En definitiva, Quimperlé es tierra histórica de arte y cultura, rodeada por la naturaleza. Tanto por los ríos como por los numerosos edificios admirables, la ciudad es única. También es un lugar ideal para que los gourmets se detengan y se deleiten con lo mejor de la cocina bretona: el menú incluye crepes, ostras, andouille y sidra.
Puede probar el innovador restaurante Le Labo Gustatif, que combina nuevos sabores con alimentos saludables procedentes de una microagricultura experimental. Más tradicional, la crepería Ty Billig es una de las mejores de la ciudad, situada en un marco de lo más bretón, junto a la iglesia de Saint-Michel, con una sorprendente decoración de estilo brocante.
No muy lejos de Quimperlé, uno de nuestros campings bretones le ofrece alojamiento para que descubra ese sublime territorio.

×