La vida en verde

¡Ya están aquí las vacaciones! ¡Olvidemos el asfalto, el estrés, la contaminación, las agresiones! ¡Ha llegado el momento de volver a la naturaleza para reponer fuerzas!

Verde a mi alrededor

La naturaleza es vida. Hierba, árboles, plantas, flores, todo contribuye a nuestro bienestar y a oxigenarnos. Los franceses tienen razón cuando hablan de "irse al verde", lo que significa que se van a recargar baterías al campo… Porque al volver a conectar con la naturaleza, nos regeneramos no solo a nivel físico y mental, sino también psicológico y emocional. Un paseo por el bosque, una caminata entre pinos por la montaña, un pícnic en mitad del campo, una siesta en un huerto o un prado... Solo con pensarlo ya tenemos una increíble sensación de calma y tranquilidad...

Así que durante las vacaciones, ¡vuelva a conectar con la naturaleza y vea la vida en verde! Elija lugares exuberantes con abundante vegetación... Verá que no hay mejor manera de estimular el organismo y eliminar el estrés y las tensiones.

Verde verdura en mi plato

¡En su plato, las frutas y verduras verdes hacen maravillas por su salud! Sus virtudes son de sobra conocidas! La espinaca es oxigenante, el kiwi es drenante, el calabacín ayuda a combatir el colesterol, el brócoli y la col rizada son buenos para la vista, los guisantes están repletos de vitaminas B y carbohidratos, y hasta las algas son buenas para nosotros.

Así que ¡aproveche las vacaciones para poner en su plato todas las verduras verdes de temporada que encontrará en el camping! Y prepárelas de distintas maneras para variar el gusto: crudas, cocidas, con o sin carne, ¡cada preparación tiene sus propiedades! 

Verde por dentro

¡Llevar una vida sana no consiste en echarse a rodar por la hierba y comer ensalada!

Es una actitud, se tiene o no se tiene. Al conectar con la naturaleza, se obsesiona uno menos, resulta más fácil vaciar la mente y desaparece antes el cansancio. ¿Prueba de ello? Varios estudios han demostrado que los pacientes ingresados en el hospital cuya ventana daba a zonas arboladas pedían menos medicación contra el dolor. Increíble, ¿verdad? Sí, pero lógico: el contacto con la naturaleza produce endorfinas que ayudan al cuerpo a sentirse bien. Así que tan pronto como tenga una reducción de la jornada de trabajo (RTT) o un día libre, ¡váyase al campo! Para las vacaciones, elija destinos naturales; y a diario, ¡rodéese de ficus, cactus y ramos de flores!

¿Y qué mejor que una estancia en alguno de los siguientes campings para conectar con la naturaleza?!

Para las vacaciones, elija destinos naturales :

Ver los 41 campings
×