Campings Mirepoix

Borrar los criterios
La ciudad medieval de Mirepoix le da la bienvenida durante sus vacaciones. Esta localidad en Ariège le propone visitas culturales e históricas muy interesantes.

Resultados de su búsqueda: 1 Campings

Campings Ariège

¿Conoce Mirepoix?

Mirepoix es una ciudad dinámica y turística en Ariège que organiza numerosas animaciones a lo largo de todo el año. Descubra durante su estancia en nuestro camping:

  • mercados nocturnos
  • mercadillos de antigüedades
  • la imprescindible fiesta de la manzana en octubre
  • el mercado semanal del lunes en el que podrá descubrir las especialidades de la región pero también numerosos productos artesanales
  • la casa de los cónsules, la casa más antigua de la ciudad famosa por sus decoraciones de madera esculpida en forma de animales y rostros humanos

Además, podrá conocer mejor la historia de Mirepoix con sus hijos. Efectivamente, los martes y jueves se organiza una búsqueda del tesoro en la ciudad. Para ello, basta con recoger un cuadernillo para cada niño en la oficina de turismo. Durante una hora, se le cuenta la historia como si estuviera metido en ella, desde la Edad Media hasta el Renacimiento.

A continuación, deguste con sus amigos o familiares una copa de vino caliente o coma en los restaurantes de los alrededores, de modo que pueda llevarse un bonito recuerdo.

 

¿Sabía esto?

Originalmente, Mirepoix estaba situada cerca del lecho del Hers, en la orilla derecha del río, hasta que fue completamente destruida por las aguas en 1289. La ciudad se reconstruyó enseguida y ahora se encuentra en la otra orilla. Por lo tanto, Mirepoix ya no es realmente una bastida, sino una ciudad modelada a base de los planos urbanísticos de aquella época, típicos de las bastidas.

 

¿Cuál es el plan?

¿Está de paso por nuestro camping en Ariège? Participe en el encuentro de productores de manzanas y visitantes en octubre. Venga a admirar las estructuras gigantes construidas con manzanas, el mercado artesanal donde se hace zumo de manzana en el momento, así como ramos comestibles. La fiesta de la manzana es una forma gourmet de dar la bienvenida al otoño, para placer de los ojos y del paladar.

Aproveche también la ocasión para visitar la catedral de San Mauricio, sede de la antigua diócesis de Mirepoix, reconocida como Monumento Histórico en 1907. Aunque se ha ido renovando con el paso de los tiempos, la iglesia conserva su estilo y encanto de antaño, marcado por diversos elementos: sus claves de bóveda construidas por el Maestro de Rieux, un famoso escultor anónimo del siglo XIV, y su órgano de 1891, un precioso instrumento que nunca se ha renovado hasta hoy.

 

×