¡Cancelación gratuita hasta D-2 antes de la llegada en una selección de alojamientos! Más información

Olvide el frío invierno. Viva unas vacaciones al sol.

Los días se acortan, cada vez hace más frío y llega el momento de sacar los abrigos, las bufandas y los gorros. Pasamos las tardes bajo la manta tomando un chocolate caliente. ¡Sí, el invierno ha llegado! ¿Y si nos olvidamos de esta estación con unas vacaciones al sol? Solo de pensarlo se le dibuja una sonrisa en la cara, ¿a que sí? ¡Prepare sus maletas y ponga rumbo a Portugal!

¿Por qué ir a Portugal en invierno?

El país vecino es conocido como “la Florida de Europa” gracias a sus más de 300 días de sol, con lo que tendrá asegurada una buena dosis de vitamina D si se decide a pasar allí unas vacaciones de invierno. ¿Qué razones le harán caer rendido?

  • El precio de los transportes y los alojamientos es muy atractivo
  • Los bullicios y el barullo del verano quedan lejos
  • El ambiente es tranquilo y reposado
  • Sus gentes son cercanas
  • Hay que hacer menos cola para visitar monumentos y museos
  • Un clima más benévolo, sobre todo en la región del Algarve
  • Paisajes con colores sublimes

Desde luego, razones para caer en la tentación no faltan. ¿Y en cuanto a actividades? ¡Que no cunda el pánico, tiene a su disposición un gran abanico de animaciones!

¡Tantas actividades como en verano!

Surfee las olas

La región del Algarve es famosa por sus magníficas playas de arena fina y por las infinitas aguas del océano Atlántico en las que se pierde la vista. El invierno favorece la formación de olas a lo largo de la costa de Faro, lo cual enloquecerá a los amantes de los deportes náuticos. Los más atrevidos podrán surfear en uno de los 286 rincones privilegiados para practicar este deporte (no se olvide el traje de neopreno). Por supuesto, también podrá practicar kite-surf, wakeboard, etc. Una sensación de libertad que le colmará de felicidad.

Haga senderismo en familia

Qué bueno es poder disfrutar de la naturaleza con total tranquilidad y bajo un tiempo benévolo. Anímese a recorrer alguna de las numerosas rutas de senderismo y explore las maravillas de Portugal. ¿Alguna recomendación especial? Los parques nacionales: Rocha de Pena, Monchique o Ria Formosa para observar las aves. Con un poco de suerte, puede que hasta llegue a avistar delfines en la costa de Faro. Recargue las pilas imbuido en una fauna y flora que se conservan de maravilla, lejos del frío invierno.

Juegue al golf

¿Amante del golf? Debe saber que el Algarve es uno de los mejores destinos para practicarlo. La temporada ideal es entre febrero y marzo. Disfrute de más de cuarenta campos, la mayoría de ellos en zonas protegidas, con unas vistas fantásticas. El paraíso de los golfistas se encuentra aquí. Curiosos, amateurs o experimentados, todos se encontrarán en la gloria.

¿Ha pensado en celebrar el fin de año bajo el sol?

Las fiestas de Navidad son muy importantes en Portugal. Imbúyase en sus costumbres. Callejee por los magníficos mercados de Navidad en busca de productos típicos del país como el “bolo de rei”, el roscón de reyes portugués con frutos secos y fruta escarchada, contemple los gigantescos abetos maravillosamente decorados y disfrute de un ambiente mágico y cordial. Las fiestas de Navidad terminan el 6 de enero, día de la Epifanía, con las Janeiras, unos cantos tradicionales para desear un buen año. Bonita tradición, ¿verdad?

Descubra nuestros campings en Portugal:

×